Crumble de durazno

11/15/2016

Crumble de durazno

Es oficial, la Navidad llegó a mi casa. Este fin de semana sacamos nuestras decoraciones y pusimos el arbolito. Se los había prometido a los niños y desde el sábado tempranito empezaron con la oleada de preguntas: ¿Ya casi? ¿Ya casi ponemos el arbolito? ¿A qué hora lo vamos a poner? ¿Cuánto falta? ¿Falta poco? ¿Qué hora es?... Así que  no había para donde hacernos: nos pusimos manos a la obra. Y no se a ustedes pero por lo menos a mí, con el arbolito me llega el espíritu navideño. Así afuera estemos a 33°C, amanezco con antojo de comidas calientitas y reconfortantes, el “Jingle Bells” dando vueltas y vueltas como disco rayado en mi cabeza, y hasta frío me da (aunque realmente sea efecto del aire acondicionado aun prendido😂).

Crumble de durazno

Pero bueno, pasemos a lo que nos interesa. Si eres de los que guarda chácharas en el horno, llego el momento de sacarlas. Hoy traigo la receta de un delirante crumble de durazno. Casualmente tenia antojo de algo delicioso y horneado, pero no tenía mucho tiempo. Fue entonces cuando enfoqué en el frutero cinco duraznos en su punto perfecto. Al momento supe que preparar. Para los que no sepan de lo que hablo, un Crumble, Crisp o Cobbler, básicamente es un pay frutal pero sin costra abajo. Es como un pay pero desbaratado. Literal se sirve y se come a cucharadas. Y mejor aún, se acostumbra servirlo con nieve. La cubierta queda con una textura parecida a la de un polvorón, pero aún más suelta, ya que se desbarata muy fácilmente.

Crumble de durazno

Crumble de durazno

Crumble de durazno

De verdad, de verdad, tienen que hacer esta delicia. ¡Es extra rico y extra fácil! Preparar un postre casero y horneado no tiene por qué ser difícil, y este crumble es un claro ejemplo de eso. ¡Más fácil imposible! ¡Solo cortamos y preparamos la fruta, mezclamos los ingredientes de la cubierta, vaciamos todo en un refractario y el horno hará el resto! El olor que inundara tu casa conquistará a dos que tres. Duraznos, canela, azúcar, vainilla, nueces tostándose... cierra los ojos y respira profundo… ¿lo hueles? ¡Ideal para comenzar a inundar nuestras casas con el espíritu navideño!  Además, estas fechas están llenas de visitas y compromisos y que mejor que servir de postre un súper delicioso crumble lleno de fruta, perfumado con canela y vainilla, acompañado con una enorme bola de nieve derritiéndose entre la crujiente y deliciosa cubierta. ¡Anímate a prender tu horno!

Crumble de durazno

Así que ese fue mi fin de semana, entre luces, esferas y brillantina navideña, pero al final tuve mi deliciosa recompensa sentada frente al arbolito, admirando mi obra de arte, y disfrutando una buena ración de crumble de durazno,  una bola de nieve de vainilla encima y una humeante taza de té negro para completar el cuadro prenavideño perfecto.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

CRUMBLE DE DURAZNO

Delirante postre horneado de durazno natural aromatizado con vainilla y canela, cubierto con una mezcla crocante de harina, mantequilla y azúcar mascabado, servido tibio y acompañado con una bola de nieve de vainilla derritiéndose sobre él.

INGREDIENTES:

Relleno
5 duraznos en su punto (aproximadamente 850gr)
2 cda de azúcar mascabado
¼ cdita vainilla

Cubierta
¾ tz de harina (95gr)
1/3 tz de azúcar mascabado(70gr)
1 pizca de sal

¼ cdita de canela
1/3 tz de almendras picada en mitades o trozos grandes (40gr)
1/3 tz de nuez picada finamente (30gr)
½ tz de mantequilla sin sal fría y cortada en cubitos (113gr)(1 barrita)


PROCEDIMIENTO:

1. Precalentamos el horno a 320°F o 160°C. Lavamos y secamos los duraznos. Los partimos en rebanadas, procurando que no sean muy delgadas. En un tazón, los mezclamos con el azúcar y la vainilla.

2. En un tazón mediano, mezclamos la harina, el azúcar, la sal y la canela. Agregamos las nueces  y almendras picadas y la mantequilla en cubitos y mezclamos todo con ayuda de un tenedor. Si lo deseamos, podemos terminar de mezclar con la mano, pero debemos de tener cuidado de no derretir la mantequilla. La mezcla debe de quedar grumosa, con una apariencia similar a la arena mojada. Apenas se integren los ingredientes, la mezcla estará lista. No debemos de incorporar de más.

3. En un refractario para horno, o en un sartén de acero, vaciamos en el fondo los duraznos y agregamos encima la mezcla del crumble. Debe de quedar como en montoncitos cubriendo completamente la fruta.

4. Introducimos al horno y cocinamos por 40 minutos o hasta que la cubierta esté doradita y el relleno comience a burbujear. Una vez pasado el tiempo, retiramos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla por 20-30 minutos.

5. Por lo general se sirve tibio, con una bola de nieve encima. Pero si lo prefieren, una vez que se enfríe podemos guardarlo en el refrigerador y servirlo frio ya que igual es delicioso.  También podemos adelantarnos y cocinarlo con tiempo, y una vez que vayamos a servir, se calienta en el horno por 10 minutos.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::


P.D. ¡Ya cumplió un mes publicado el blog! ¡Yeiii! Si estás aquí, muchas muchas gracias por leerme. ¡Espero te gusten, hagas y disfrutes las recetas!  ¡Gracias!

¡Besos!  =)

You Might Also Like

0 comentarios

Sígueme en Facebook

Subscribe